Haz tu reserva

Un enlace con vistas

El pasado fin de semana volvimos a trabajar en una finca para bodas en la Alpujarra, en esta ocasión en un rincón exquisito, el Palacete de Cázulas. Se trataba del gran día de Nina y Adrián, y fue un placer acompañarles en el día de su boda con unas vistas tan espectaculares de la Sierra de Cázulas. De hecho, no estamos en las Alpujarras, sino a medio camino entre las mismas y la Costa Tropical, aunque el palacete se ubica en Otívar, un pueblo de estilo alpujarreño.

Este espectacular espacio data del año 1492 y ha sido restaurado de forma meticulosa y exclusiva, con muebles y solería antiguos. Tiene su propia capilla (de más de 100 años), habitaciones disponibles para alojarse, una piscina hermosa… Nos apasiona adaptarnos a este tipo de sitios, que se salen de lo normal y emanan esa trascendencia de siglos. ¡Se nos ocurren mil y una forma de decorarlos! En las siguientes fotos os mostramos cómo se decidió todo para la celebración de Nina y Adrián, ocasión para la que también contamos con una banda de música elegante y divertida:

La terraza principal, con unas vistas alucinantes sobre el valle y sobre Otívar, tiene un aforo de aproximadamente 100 personas, perfecto para este caso. Y los jardines árabes han sido recuperados y reconstruidos con palmeras también centenarias, algo realmente embriagador. ¡Hasta tiene helipuerto!

Si os apetece conocer este sitio os recomendamos su página web.

Cómpartelo