Haz tu reserva

La Borraja adquiere la exclusiva de restauración de Los Jardínes Müller

Fincas para bodas en Granada, Nigüelas

En la provincia de Granada existen rincones exquisitos, pequeños tesoros de Vega y Sierra que aún deben llegar a ser conocidos por todos los granadinos y visitantes, y que ya están teniendo proyección internacional. La primera vez que desde el catering para bodas de La Borraja tuvimos la oportunidad de trabajar en el Jardín Müller, en Nigüelas, supimos que acabábamos de hacer un gran descubrimiento. Ahora podemos anunciaros que esta idílica finca ya pertenece oficialmente a nuestra relación de espacios donde celebrar bodas, bautizos, comuniones y otros eventos de una manera realmente especial.

Varias han sido las parejas que ya han elegido estos jardines como el escenario perfecto para ambientar su gran día. Y webs de referencia internacional se han hecho eco ya de su encanto centenario, como pueden ser The Wedding Magazine, Trendy Wedding o Simplesmente Branco. En dichos enlaces se pueden admirar además magníficas fotografías de la boda de Araceli y Juan, uno de los enlaces más especiales de 2015 en Granada -y en el que tuvimos la oportunidad de trabajar-.

Catering bodas Niguelas, Jardín Muller, mejores fincas para bodas en Granada

Visitar el Jardín Müller -también se puede visitar por el simple placer de hacerlo- trae a la memoria ecos de estilo ‘versallesco’. Sus orígenes se sitúan en el siglo XVII, con ampliaciones y reformas que continuaron hasta el siglo XIX. Su situación, sobre el río Torrente y en las estribaciones del Parque Natural de Sierra Nevada, le otorga unas vistas fascinantes, la puesta de Sol es realmente espectacular. Lo encontraréis junto al Palacio de Zayas de Nigüelas (actual Ayuntamiento del municipio).

Los cipreses, palmeras, magnolios o acacias centenarios (también frutales, hortensias, rosales, celindos, peonías, pitas, boj, bambú) ya le dan una decoración propia y natural inigualable, que se puede adaptar a cada ocasión con decoración especial. Digno de admirar es también un grandioso castaño que existe desde que los Reyes Católicos pisaran Granada.

Buena parte de su encanto reside en que con el paso de los siglos ha mantenido en su organización y distribución las tendencias decorativas de los jardines señoriales del siglo XVII, afrancesadas y barrocas, tanto en su botánica como en sus fuentes y esculturas. El estado en el que esa herencia se ha mantenido hasta nuestros días hace pensar que, como bien han dicho ya algunas publicaciones, se trata de una de las mejores fincas para bodas en Granada.

Si queréis conocer este deslumbrante jardín, os invitamos a visitar www.jardinmuller.es

Cómpartelo